001 Cabarga, Cueva XX de T
002 Castilnegro, Cueva de T
003 Cotorro, Cueva del T
004 Cura, Torca del T
005 Lago, Cueva del T
006 Lapa, Cueva de la T
007 Llen, Cueva del Pico T
008 Llen W3, Torca T
009 Llen W4, Torca T
010 Llen W5, Torca T
011 Llen W6, Torca T
012 Llen W7, Cueva T
013 Llen W8, Cueva T
014 Llen W9, Sumidero T
015 Mineros, Torca de los T
016 Peñarrubia, Sima del Bosque de T
017 Peñarrubia, Cueva de T
018 Peñarrubia, Sima de T
019 Peñarrubia, Sima Pequeña de T
020 Peñarrubia, Cueva Obstruida de T
021 Peñarrubia, Covacho Frente a T
022 Zorro, Torca del T
023 Zorros, Cueva de los T
 
         
 
Municipio de Lierganes
   
 
     
 
Situado en la zona norte del valle de Miera y con una extensión de 36,7 km2, este municipio se encuentra enclavado a los pies de
 
 
dos pequeñas elevaciones llamadas Marimón y Cotillamón, conocidas popularmente como ‘las tetas de Liérganes' por su parecido
 
 
antropomorfo.
 
 
 
 
El origen de este municipio, que cuenta con una población de 2.260 habitantes y se formó como resultado de la división de la antigua
 
 
Junta de Cudeyo en el periodo constitucional, se remonta a la Edad del Hierro, cuando diversas poblaciones se asentaron en la zona
 
 
conocida como los castros de Castilnegro y Peñarrubia. Sin embargo, la primera referencia histórica data del año 816 en Santa
 
 
María del Puerto (Santoña), en la que se nombra al monasterio de San Martín de Liérganes
 
 
 
 
Su gran riqueza arquitectónica, tanto civil como religiosa, perteneciente principalmente a los siglos XVI y XVII, hizo que el pueblo
 
 
deLiérganes fuera declarado conjunto histórico en 1999. Entre sus edificaciones se pueden destacar la casa de los Setién, la casa de
 
 
los Cañones, el palacio de la Rañada, el puente mayor (también llamado puente romano), la iglesia de San Pantaleón o el palacio de
 
 
Elsedo, uno de los mejores exponentes del barroco en Cantabria que, actualmente, alberga el Museo de Arte Contemporáneo.
 
 
 
 
En 1622 se instalaron en Liérganes los primeros altos hornos de fundición de hierro que hubo en España, dedicados a la fabricación
 
 
de cañones y piezas de artillería que, junto a los de La Cavada, llegaron a ser los más fanosos del país durante el siglo XVII. Otro
 
 
acontecimiento que modificó la actividad de la zona fue la apertura, en 1862, del balneario de Liérganes, un establecimiento
 
 
situado sobre las aguas sulfurosas de la Fuen Santa, que transformó la comarca en un lugar de veraneo e hizo posible el
 
 
desarrollo de una importante vida social en su entorno.